Mostros de Oficina

Ejercicio breve para la construcción del equipo de trabajo

 Mostros de Oficina es un ejercicio gratuito para la construcción de equipos de trabajo.

Escribamos nuestra historia.

¿Cómo funciona?

Duración aproximada: 40 minutos para en equipo de 10 personas.

1. Imprime las tarjetas de Mostros de Oficina. Aquí el PDF listo para impresión a color en tarjetas. http://bit.ly/TarjetasdeMostros (Te recomiendo utilizar cartulina)

2. Coloca las 31 tarjetas de los Mostros de Oficina sobre una mesa distribuidas de tal manera que los miembros del equipo de trabajo puedan verlas y explorarlas.

3. Pide que cada miembro del equipo tome una tarjeta que represente a un Mostro al que le tenga más miedo o con el que tenga una fuerte reacción. Por ejemplo, si la persona tiene mucha reacción cuando alguien sube la voz podría escoger el Mostro #29, el que grita, o si tiene fuertes reacciones ante la autoridad o la imposición quizá escoja el #26 o el #20. El Mostro #31, lleva por título, “El que me faltó” es el Mostro comodín que puede adquirir la característica que se quiera.

4. Una vez elegida la tarjeta y con ella en la mano, pídeles que se sienten en círculo (es importante que todos se puedan ver) y que uno por uno compartan porqué eligieron a ese Mostro en particular. El resto del equipo puede compartir sus reacciones.

5. Cuando todos hayan terminado sus comentarios, pídeles que regresen sus tarjetas a la mesa y que ahora escojan una que represente al Mostro con el que más se identifican, puede darse el caso de que escojan la misma.

6. Repite el paso 4 ahora con esta nueva elección de tarjetas.

7. Si lo haces con un equipo natural puedes agregar la siguiente pregunta: Si el cliente (interno o externo) escogiera un Mostro que nos representara como equipo ¿Cuál sería y por qué?

8. Una vez terminados los comentarios propón la siguiente reflexión: “En esta ocasión, como en la vida, cada uno de nosotros escogimos a nuestros Mostros y no ellos a nosotros. Esa es una gran noticia, porque significa que podemos dejar de escogerlos, podemos hacer cosas para evitar que nos asusten o que nuestras reacciones sean tan fuertes. ¿Qué podrías hacer para evitar convertirte en un Mostro o dejar que otros Mostros te den miedo? Esa es la pregunta que puede hacer que este grupo sea un mejor lugar para trabajar.” 

Si el equipo es de más de 15 integrantes te recomiendo que se realicen los comentarios en tríos y las reflexiones se compartan con el grupo en lo general.

Más abajo viene la descripción completa de cada Mostro.

Presentación en línea

Esta versión en línea es muy útil para equipos virtuales o si simplemente no se desea imprimir las tarjetas y se elige proyectarlas.

Se abrirá una página adicional, le pones play y listo. 

Te recomiendo presentarlo a pantalla completa, muchos de los navegadores pueden hacerlo presionando F11.

¿Por qué funciona?

Mostros de Oficina es en realidad un pretexto para el autoconocimiento. Utiliza las reacciones que provocan mis compañeros, clientes y líderes. Todo esto siempre en un ambiente de juego no confrontativo.

Conocerme mejor es la herramienta más poderosa para coordinar acciones y así aumentar mi valor dentro de la organización.

Son treinta y un imágenes de Mostros que se relacionan con muchos de nuestros miedos en el trabajo, facilitándole al participante su identificación. “Lo que me choca me checa”.

No sin mi sorpresa, ha sido ampliamente utilizado en diversas organizaciones al rededor de América con mucho éxito.

Importante:

Recuerda nunca utilizar el ejercicio para que los participantes señalen a los demás. Este es un ejercicio de autoconocimiento. 

¿A qué se refiere cada Mostro?

El/la que nunca sabes qué está pensando

Si tapas la mitad vertical del Mostro, de un lado parece estar enojado, del otro asustado. Habla de las personas que son difíciles de leer, que nunca sabes exactamente que es lo que quiere ni como se sienten. Te sorprenden constantemente y casi siempre de manera desagradable.

El/la que te tiene más miedo a ti que tú a él

Es un Mostro que te ve como si fueras mucho mas monstruoso que él.

El/la que sale huyendo

A la menor oportunidad sale corriendo, dejando atrás a todos los demás. Su lema es “Me salvo yo primero”.

El/la que es tiern@ pero muerde

Se la vive aparentando que es una buena persona, que es inofensiva, pero a la menor oportunidad demuestra lo Mostro que es. Así que cuídate de sus mordidas. 

El/la que observa todo pero nunca mete el cuerpo

Cuando hay problemas llega (nunca antes lo habías visto), te dice todo lo que hiciste mal, te deja claro lo incompetente que eres y se va. Nunca mete las manos y no lo vuelves a ver hasta la siguiente bronca.

El/la que se prende luego, luego

Le dicen “Mecha corta”. Antes de que te des cuenta ya interpretó lo que le dijiste o lo que pasó y se enojó.

El/la que habla mucho pero avanza poco

Bueno(a) para el “choro”, le pides algo y ya se le había ocurrido antes. Su frase favorita es: “Ya lo estoy trabajando”. A la hora de entregar nunca entrega, claro siempre tiene excelentes razones para no haberlo hecho.

El/la que le encanta asustar y siempre te lo encuentras a la vuelta de la esquina

Goza y abusa de su poder, siempre presenta los peores escenarios, te asusta y le encanta hacerlo. Es muy fácil topártel@, aunque trates de evitarl@.

 

El/la que piensa que todos lo engañan

Cuando hay problemas llega (nunca antes lo habías visto), te dice todo lo que hiciste mal, te deja claro lo incompetente que eres y se va. Nunca mete las manos y no lo vuelves a ver hasta la siguiente bronca.

El/la que evita la fatiga

Siempre pone pretexto para no hacer las cosas, desde me lastimé la espalda por eso no puedo cargar, hasta me lastima mucho la pantalla y no puedo estar mucho tiempo delante de la computadora.

 

El/la que nunca está en su lugar y no hay manera de encontrarlo

Deja en el respaldo de su silla su saco y la computadora abierta. Nunca sabes donde está ni como contactarlo. No te responde el teléfono, correos, mensajes ni señales de humo.

El/la que le encanta que lo que salga por su boca sea incendiario

Parece disfrutar que la gente se preocupe o se ofenda con lo que dice (o hace).

 

El/la que parece de otro mundo, pero él/ella no lo sabe

Dice y hace cosas muy raras, tiene costumbres poco comunes y nunca parece percatarce de ello. Se siente perfectamente integrad@ a pesar de las claras señales de lo contrario.

El/la que quiere ser Mostro, pero no le sale

Quiere parecer más Mostro de lo que es, se enoja y en lugar de dar miedo da ternura (y un poco de risa).

El/la que se pone foquitos para parecer más brillante

Adorna y cacarea todo lo que hace por mínimo que sea. No duda en adjudicarse el trabajo de otros y cuando lo presenta suena mucho mejor de lo que en realidad es.

El/la que habita en las profundidades de todos los temas.

Todo tema es abordado de manera profunda, docta y pedante. No tiene nada de malo profundizar en temas que lo ameriten, pero no se puede querer bucear en todos los chapoteaderos que se presenten, solamente para mostar mis aletas nuevas.

 

El/la que le da pena ser Mostro

No tiene habilidad ni consistencia como Mostro. De repente le sale lo Mostro y después se siente terrible y se la pasa disculpándose. Pareciera que no está mal ¿Verdad?, el problema es que termina siendo Mostro otra vez.

El/la que solamente tiene ojos para él

Es tan hermos@, tan competente, tan entretenid@, tan inteligente que ¿Para que ver a los demás? De hecho los demás están para recordarle lo maravillos@ que es. Los peores son los que además se disfrazan de “humildes”.

El/la “tod@s-conmigo”. L@s defiende y hace reír (según él/ella) Mostro-Payas@-Ninja

Es “galante”, cree que tiene un encanto irresistible, pero típicamente lo que genera es incomodidad y repudio.

El/la que se esconde detrás de una corbata (o traje sastre)

Abusa de la autoridad que le da su puesto o posición, “charolea”.

 

El que está debajo de la mesa en las conversaciones

Cuando te sientas con él/ella a platicar sobre un tema delicado, algo que está entre ustedes y que no los deja avanzar, siempre le da la vuelta y hábilmente evita siempre el tema importante.

El/la que tiene una agenda oculta

Cuando negocias con él/ella siempre tienes la sensación de que algo te oculta, que quiere que lo ayudes a lograr cosas. Es misterios@, siempre tienes la sensación de que nunca acabas de entender lo que pasa.

El/la que no se enfoca

Inicia mil proyectos, difícilmente concluye alguno. Cuando estás con él/ella siempre parece que está en otro lado.

El/la que se cree más “grande” que los demás.

Cree, por alguna extraña y misteriosa razón, que es mejor que los demás. Esto lo/la habilita para descalificar y ser grosero con otros.

 

El/la que es experto en calcetines, aunque lleven agujeros

Se presenta como “poquita cosa”, siempre baja la cabeza (lo que lo/la hace experta en calcetines), inclusive cuando la persona ante la cual lo hace no está en una posición de poder.

El/la que tiene un colmillo largo y retorcido

Viejo “lobo de mar”, sabe como se maneja la organización / industria, la conoce de años. Su frase favorita: “Tiempos pasados fueron mejores”.

El/la que, según él/ella, te apoya, pero en realidad se está recargando. (Y todavía espera que le des las gracias

El que te brinda “apoyo” pero nunca ese apoyo resulta útil. Realmente no se involucra. Y no lo dudes, en breve te cobrará el favor.

El/la que imita a otros Mostros

Ve que a otros Mostros no les va tan mal, que tienen “éxito” siendo Mostros y sin tener las habilidades, contexto o posición de estos, deciden comportarse como aquellos. Siempre con consecuencias terribles. 

El/la que grita

No con poca frecuencia pierde el control y grita, como si esto asegurara que sus sentimientos, instrucciones o correcciones fueran así mejor escuchadas.

El/la que, pase lo que pase, nunca se mueve de su posición

La inmovilidad es lo suyo. No se moverá de su posición (aunque diga que lo hará o hasta hará como que lo hace). Simplemente está demasiado cómod@ donde está.

El/la que me faltó poner en esta lista. (Dale un nombre al Mostro)

Los Mostros que aquí te presento no son, ni por mucho, todos los que hay. Seguramente me faltó en el que estas pensando. Ayúdame y ponle nombre a este.

¿Tienes dudas o comentarios? Me encantaría saber si lo usaste y cómo te fue.

4 + 5 =